6 de abril de 2012

Si este fuera un año normal...

Estaría durmiendo en aquella habitación fría del pueblo a pesar del ruido de la gente en la calle. Estaría agotada de las excursiones (que, en mi caso, bien podrían llamarse torturas) que prepara mi tío, de ver procesiones, de visitar familiares, de comer dulces allá donde fuera...

Sin embargo, aquí estoy. Despierta en mi habitación mientras todos duermen, dándole vueltas a todo y a nada a la vez, queriendo dormir y despertar en aquella fría y pueblerina habitación.

1 comentario:

  1. Te entiendo bastante bien, aunque sean motivos diferentes.
    Me gustaría recuperar algunas cosas que antes odiaba, simplemente para que todo fuera normal.
    Pero, ¿sabes? Supongo que lo mejor es coger con fuerza lo que tienes y mirarlo desde el mejor punto de vista posible. Yo creo que el amor es tan, tan fuerte que puede curar a la salud.

    ResponderEliminar